You are currently viewing Tienda Online y Tienda Física, ambas se potencian

Tienda Online y Tienda Física, ambas se potencian

Tienda Online y Tienda Física

Las diferencias que encontramos entre las dos modalidades resultan muy destacables. No sólo en el método de venta, los requisitos legales de una tienda online, de logística, de marketing y publicidad, sino en las relaciones que se crean con los clientes. Algunas de las diferencias más importantes que encontramos entre estas dos posibilidades son:

  • Producto: en la tienda física los productos se pueden ver, tocar, probar y comprar en ese mismo instante. En la tienda virtual esto no es posible. Es necesario esperar a entregar el producto para que el cliente lo disfrute. Es por eso que es recomendable proporcionar opiniones de otros clientes, para dar un valor añadido a las imágenes y descripción que ofrecemos.
  • Atención al cliente: cuando vamos a un comercio podemos comentar con el vendedor algún aspecto que nos preocupe. En la venta online el trato con el cliente es menos personal, más frío e indirecto. Es por eso que al principio el cliente puede mostrarse un poco reticente en la compra por internet.
  • Logística: en un comercio online será necesario tener un mínimo de stock para hacer frente a las ventas. El consumidor cuando visita una tienda online y no encuentra lo que busca, suele visitar otra página. Es fundamental para la tienda online disponer de sus productos. En un comercio de calle, los encargos de productos son más fáciles para el cliente. Y resulta más fácil convencerle para que lo encargue.
  • Necesidad de personal: en un espacio físico estamos limitados a sus dimensiones en cuanto a la variedad de marcas de productos que podemos ofrecer. En cambio cuando se vende por internet, el número de marcas y variedad aumenta.
  • Variedad de marcas: es necesario más personal si vendemos en un espacio físico. Sobre todo porque las ventas pueden durar más tiempo y se debe estar atento por si el cliente necesita algo.

Estas pueden considerarse las diferencias principales y de las que se derivan otras, en cuanto a las tiendas virtuales y físicas. El nombrarlas no quiere decir que no sean compatibles, es decir, el crear una tienda online puede ser un complemento de una tienda física. Aunque esto suponga una mayor inversión para mantener los dos métodos de venta.

Por lo general, las tiendas online se crean de esta forma. A partir de comercio físico que pretende modernizarse y abrir fronteras para mejorar, decide crear una tienda online. Si estás en esta situación, te explicamos las ventajas y desventajas de crear una tienda online.

Ventajas de crear una tienda online

Como nos muestran las estadísticas, las ventas online son una realidad en crecimiento. Estas cifras se deben a las ventajas de crear una tienda online para los negocios físicos:

  • Sin horarios: las posibilidades de venta se aumentan a las 24 horas del día. Puede aumentar las ventas considerablemente.
  • Aumento de la visibilidad: ya no se reduce a un sitio físico en específico. Podemos tener clientes de otras zonas gracias a internet, por lo que esto repercute directamente en un aumento de clientes.
  • Imagen de innovación: si decidimos crear una tienda online le damos una imagen renovada a nuestra marca. Dará la impresión de que nos preocupamos por avanzar y ofrecer lo mejor a nuestros clientes.
  • Proporcionar información: podemos divulgar fácilmente información que creamos conveniente. Pueden ser ofertas, promociones, artículos nuevos, cambios en la tienda, localización del comercio físico, etc.
  • Agilizar compras: esto ocurre sobre todo con clientes habituales, que nos conocen y conocen el producto que compran. Les ahorra tiempo y la necesidad de traslado a la tienda física.
  • Estudio del cliente y del mercado: las herramientas que se nos ofrecen para estudiar el comportamiento del consumidor online son muy numerosas. Esto nos ayudará a planear mejor nuestras estrategias de marketing.
  • Costes reducidos: está claro que abrir una tienda física tiene más gasto que una virtual. Las infraestructuras físicas son más caras.

Si pensamos en más ventajas, seguro que conseguimos nombrar algunas más. Por ahora, estas pueden servir como razones suficientes para crear una tienda online. Sin embargo, también podemos encontrar desventajas.

Desventajas de crear una tienda online

  • Aumento de la competitividad: al tratarse de un espacio libre, nos encontramos con mucha competencia en cuanto a posicionamiento web. Cuanta más visibilidad tengamos frente a nuestros competidores, más posibilidades tenemos de tener más ventas.
  • Inversión en marketing online: será importante para mantenernos destacados frente a nuestras empresas competidoras.
  • Actualización continua: para poder vender online el método de marketing que utilicemos debe ser el correcto y el más actualizado. Pues éste va cambiando en tendencias rápidamente.

Si comparamos las ventajas con las desventajas de crear una tienda online, aquéllas superan a las desventajas claramente. El poco esfuerzo que deberemos hacer para crear una tienda online valdrá la pena en cuanto a crecimiento de la empresa.